​Lo que usted debería saber en cáncer de mama

El cáncer de mama es el cáncer más frecuentemente diagnosticado en mujeres en países de ingresos medios altos y altos, por lo cual esta neoplasia presenta una distrución variable en el territorio nacional. Anualmente se estima que en Colombia se presentan cerca de 13.380 casos cada año con una tasa ajustada por edad de 44,1 afectadas por 100.000 habitantes, ubicandolo en el primer lugar de incidencia de cáncer en mujeres en nuestro país. 

La mama es una estructura compleja, compuesta por una red de ductos que convergen en unidades terminales y que involucran diferentes tipos de células, de allí que la Organización Mundial de la Salud defina 21 tipos histológicos diferentes de cáncer. 

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Detección temprana y tamización

Las mujeres desde los 50 años deben hacerse una mamografía cada dos años, según lo ordenado por la Resolución 3280 de 2018, normativa que considera la mejor evidencia científica disponible, soportada en la Guía de Práctica Clínica de cáncer de mama del país y los requerimientos de la OMS para un examen de cribado poblacional. 

Igualmente debe hacerse un examen clínico de la mama, cada año desde los 40 años según lo ordena la resolución en mención. La Ruta Integral de Atención en Salud para población en riesgo o con diagnóstico de cáncer de mama dispone una serie de intervenciones adicionales relacionadas con el diagnóstico temprana tratamiento y paliación. 

Ver esquema de esta RIAS a continuación:
 
 


Existen algunos factores de riesgo asociados con un mayor riesgo de padecer cáncer como lo son: Menarquia temprana, edad tardía >35 años para el primer embarazo, uso de alcohol, hormoterapia en la menopausia, obesidad en la posmenopausia, menopausia tardía, historia familiar de cáncer de mama, uso de anticonceptivos orales por más de 10 años, tabaquismo. Entre los signos y síntomas más comunmente identificables en cáncer de mama se encuentran:

  • Masa o tumoración que no duele (algunas pacientes pueden presentar dolor asociado a la masa).
  • Salida de secreción por el pezó​n (Exudado por el pezón en un periodo diferente a la lactancia). 
  • Cambios en la piel (piel de naranja) que recubre la masa mamaria o retracción del pezón (inversión del pezón o cambio de su posición).
  • Masas mamarias de larga evolución o ulceradas. 
  • Mamas “templadas o calientes” o con un enrojecimiento manifiesto. 

Cambios de tamaño o forma de la mama. Si usted identifica alguno de los síntomas anteriores o quiere informarse sobre el autoexamen de mama, consulte con el médico de su Institución Prestadora de Servicios de Salud - IPS. La identificación de estos síntomas hace parte del autoexamen-de-la-mama, este es una herramienta que permite el diagnóstico temprano y brinda información a los pacientes para actuar.